LOS DIEZ CASTILLOS MÁS BONITOS DE ESCOCIA

COVID-19 EN ESCOCIA: Se reabre el turismo en Escocia con ciertas restricciones (agosto 2021). Más información →

A menudo solemos decir que Escocia es tierra de lagos y de castillos, y es que es la mejor descripción que podemos hacer de este hermoso país. Según datos oficiales, tenemos unos treinta mil lagos (contando absolutamente todos los tamaños, o si prefieres, treinta mil unidades de agua) y en cierto punto llegamos a tener unos tres mil castillos (aunque la cifra puede variar según la fuente que consultemos, hemos leído libros donde se estima la cifra en dos mil y otros donde llegan hasta cuatro mil). En todo caso, tanto lagos como castillos...¡tenemos muchos!

En este artículo, vamos a centrarnos en los que para nosotras son los castillos más bonitos de Escocia. No ha sido fácil quedarnos solo con diez (así que no descartamos escribir una segunda parte de este artículo en un futuro).  Por cierto, el orden es aleatorio.

¡Vamos allá!

Los mejores castillos de Escocia

1. Castillo de Edimburgo

Castillo de Edimburgo desde los jardines de Princes Street con la fuente Ross

Ubicado en el corazón de la capital de Escocia se alza este castillo sobre una roca de origen volcánico formada hace unos 350 millones de años. Ahí empieza su historia, que es tan compleja como la distribución de los edificios que hoy en día forman la que es la atracción turística más visitada de Escocia.

Hay visitantes que deciden entrar al castillo por su cuenta o con el primer tour que encuentren sin comprobar la formación de la persona que les acompañará, lo cual es un gran error. Puede que por eso luego muchos no recomienden entrar al castillo, hemos leído desde que "es caro para lo que es" hasta"es todo militar". Y nada más lejos de la realidad. El castillo de Edimburgo vale muchísimo la pena siempre y cuando se sepa explicar correctamente. Estamos hablando de un complejo de edificios que abarcan 1000 años de historia, por eso,  te animamos a verlo de la mano de un guía oficial y así sacarle todo el jugo al tour en el castillo de Edimburgo

Podrás ver la habitación donde nació el hijo de María Estuardo (Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra), descubrir cuál es el edificio más antiguo de Edimburgo, contemplar las espectaculares Joyas de la Corona o sorprenderte con la verdadera historia de uno de los símbolos más importantes de la nación


2. Castillo de Stirling

Patio del castillo de Stirling visto desde un dron

El castillo de Stirling es otro de los castillos más importantes de Escocia. Compite con el de Edimburgo en muchos aspectos. Para empezar, éste también se asienta sobre una roca de origen volcánico. Fue de vital importancia durante el medievo para los monarcas escoceses y también fue una base militar hasta hace no mucho. El castillo de Stirling ha sido recreado por expertos y de la manera más fiel posible teniendo en cuenta la información de la que disponemos sobre el aspecto original de esta fortaleza del siglo XVI. 

Disfruta con nosotras de este magnífico fuerte y permítenos sumergirte en un viaje en el tiempo. Descubre cómo era la vida en la corte de los poderosos Estuardo: ¿Cómo se vestían? ¿Qué comían? ¿Cómo dormían? ¿Quiénes les acompañaban en el día a día? Todo esto y mucho más está disponible tanto en nuestro tour a pie en Stirling como en la excursión a Stirling y Lago Lomond desde Edimburgo.


3. Castillo de Culzean

Castillo de Culzean visto desde los jardines

Este castillo ubicado en la costa de Ayrshire no suele estar dentro de los recorridos turísticos típicos de los viajeros que vienen a Escocia (excepto si lo hacen en crucero con escala en el puerto de Greenock). Por lo tanto, es de los menos conocidos pero en cambio, es uno de nuestros favoritos. 

Ya la foto lo dice todo, pero es que además de un castillo señorial como pocos, Culzean incluye espectaculares vistas al fiordo de Clyde y 260 hectáreas de hacienda privada donde se esconden decenas de edificios y estructuras que van dándole forma a la historia del castillo de Culzean.

Fue diseñado por uno de los arquitectos más famosos de Escocia en el siglo XVII, Robert Adam, quien con esmero creó esta obra de arte para el Conde de Cassilis del Clan Kennedy

Ofrecemos visitas a este castillo en tours privados (especialmente saliendo desde Glasgow) o bien en viajes privados de varios días saliendo desde cualquier punto de Escocia.


4. Castillo Fraser

Fachada del Castillo Fraser en Aberdeenshire, Escocia

Hasta hace unos años este castillo tampoco era muy conocido, pero últimamente ha gozado de cierta fama que le ha venido de rebote gracias a la serie de televisión Outlander, ambientada y grabada casi en su totalidad en Escocia. El motivo es que el protagonista de la serie, Sam Heughan, da vida al highlander Jamie Fraser.

Y ahí acaba la relación de este castillo con Outlander. Es importante mencionar que en este castillo no se ha grabado, de momento, ninguna escena de la serie. El nombre procede de la familia que lo construyó, los Frasers of Muchalls (muy importantes en el área de Aberdeenshire).

A nosotras nos gusta mucho este castillo porque es la fortaleza de planta en Z más elaborada del país (5 plantas llenas de misterios y secretos como trampillas y escaleras ocultas), y no es el único castillo que merece una visita en la zona. Puedes disfrutar de los castillos de Aberdeenshire con nuestro tour castillos de Escocia.

Por cierto, Outlander no se ha grabado aquí, pero sí que podrás ver de fondo el castillo Fraser en la película The Queen de la fantástica actriz Helen Mirren.


5. Castillo de Dunnottar

Castillo de Dunnottar en un acantadilado rodeado por el mar del Norte

El castillo de Dunnottar está en ruinas y no tiene el nivel interior que tienen los castillos previos que hemos visto en este artículo, pero el atractivo de Dunnottar radica más bien en su ubicación: en un acantilado a unos 50 metros sobre el Mar del Norte. Muchos visitantes deciden verlo solo por fuera, ya que consideran que está demasiado derruido para el coste que tiene acceder a su "interior". Al ser privado, no está incluido dentro de ningún pase como la tarjeta Explorer. Por otro lado, no todo el mundo tiene buena forma física para llegar a las ruinas en sí (o para volver y subir la cuesta hasta el parking), y hay que tener cuidado si está lloviendo o ha llovido porque puedes resbalar en las escaleras de piedra que están dentro de este complejo en ruinas.

Es verdad que actualmente queda poco del castillo en sí, pero la historia que se ha vivido en Dunnottar no ha sido nimia. Empezando por sus dueños originales en el siglo XIV, el Clan Keith, a quienes más adelante les salió muy caro apoyar a los jacobitas (si no sabes quiénes son, no te preocupes, te contaremos todo sobre ellos si recorres Escocia con nosotras). Este castillo fue el lugar elegido para esconder las Joyas de la Corona de Escocia (que ahora están en exposición en el castillo de Edimburgo) durante la invasión de Oliver Cromwell en el siglo XVII. 

Paramos en el castillo de Dunnottar en la misma ruta en la que visitamos el castillo Fraser del que acabamos de hablar. Más información en la página de nuestro tour castillos de Escocia.


6. Castillo de Tantallon

Castillo de Tantallon ubicado en un acantilado cerca de Edimburgo

Ahora, si lo que quieres es visitar un castillo en un acantilado, tenemos que decirte que no necesitas irte a 180 km de Edimburgo como es el caso de Dunnottar. A tan solo 50 km del centro de Edimburgo, tenemos una espectacular fortaleza en un acantilado sobre el famoso fiordo de Forth. Fue propiedad de una de las familias baroniales más fuertes y pudientes de Escocia, los Douglas. Se suele decir que "peleas hay hasta en las mejores familias" y de eso los Douglas saben mucho. La familia se dividió en dos bandos; los Black Douglas y los Red Douglas. Tantallon estuvo en manos de los Red Douglas durante unos 300 años, en los que no cesaron sus constantes choques con la corona escocesa más el ataque de Oliver Cromwell tal y como también sucedió en Dunnottar.

El castillo de Tantallon es otro de esos lugares que no está en las rutas típicas que se ofrecen a los viajeros, y no es justo. Nosotras nos enorgullecemos de atrevernos a añadir a nuestros itinerarios lugares hermosos fuera de las mismas rutas repetidas de siempre. Llevamos visitando Tantallon desde que comenzamos nuestra andadura profesional en Escocia en 2011. Más información aquí.


7. Castillo de Eilean Donan

Castillo de Eilean Donan junto al Lago Alsh cerca de la isla de Skye en Escocia

Eilean Donan significa literalmente la isla de Donan, y es que ese es el nombre de la isla donde se eleva majestuoso uno de los castillos más románticos de Escocia, tanto que puedes alquilarlo para casarte en él. Y es una boda lo que precisamente se celebra (o no...) en este castillo en la película "La boda de mi novia" (2008) de Patrick Dempsey, Michelle Monaghan y el escocés Kevin McKidd

De todos los castillos de esta lista, aunque no lo parezca, éste es el más joven. Se inauguró en 1932 gracias al empeño y dedicación de John Macrae, aunque no es la primera estructura que existe en la isla. Sabemos que ya había un castillo en esta misma localización desde el siglo XIII. 

Si viajas a Escocia, un buen tour para hacerte una buena idea del país si no tienes una semana entera disponible es la ruta Isla de Skye de 3 días / 2 noches. En este viaje, visitamos este castillo y te contamos toda la historia al completo.


8. Castillo de Inveraray

Espectacular castillo de Inveraray desde sus jardines

Estrictamente hablando, el castillo de Inveraray no es un castillo como tal. Es una casa de campo señorial, pero se ha mantenido el nombre de Inveraray Castle porque a principios del siglo XV sí que hubo un castillo que fue reemplazado por el edificio actual. 

Lo que vemos hoy en día se comenzó a construir entre 1743 y 1746, convirtiéndolo en uno de los primeros ejemplos arquitectónicos del neogótico en Reino Unido. Es propiedad del Clan Campbell (que son Duques de Argyll, zona donde se encuentra esta espectacular mansión). 

En su interior, encontrarás una gran colección de armas históricas, obras de arte de gran valor y objetos cotidianos para una de las familias más pudientes de Escocia. Imagínate si su interior es opulento, que la serie Downton Abbey eligió el castillo de Inveraray para grabar parte de su episodio especial de Navidad en 2012. 

El enclave tampoco está nada mal: junto al Lago Fyne y a tan solo diez minutos andando del pequeño pero encantador pueblo de Inveraray.


9. Castillo de Dunrobin

Castillo de Dunrobin en el norte de Escocia

Para nosotras, si hay un castillo que parece sacado de un cuento de hadas, es éste. Solemos decir que se parece al castillo de Disney 😄 

La historia de Dunrobin comienza en el siglo XIII como hogar de los condes y duques de Sutherland (aunque la primera mención escrita data de 1401). Dunrobin significa "el fuerte de Robin" en gaélico, y se piensa que hace referencia a Robert, el 6º Conde de Sutherland, cuya vida coincide con las primeras etapas del castillo. 

El castillo original sí que se asemejaba más a un castillo, pues estaba realmente fortificado. Sin embargo, desde los orígenes de éste, se han llevado a cabo diferentes alteraciones que han convertido a Dunrobin más en un palacio que en una fortaleza. En especial, cobra importancia la completísima remodelación de mediados del siglo XIX, donde se usó como inspiración el aristocrático y entonces recién estrenado Castillo de Balmoral de la Reina Victoria.

Dunrobin es una maravilla por dentro, pero disfrutar de las vistas desde sus asombrosos jardines, no tiene precio.


10. Castillo de Urquhart

Castillo de Urquhart en ruinas junto al famoso Lago Ness en Escocia

Si hay un castillo en ruinas en Escocia que es conocido, ese es el de Urquhart. Hay algunos visitantes que suelen decir que si el castillo estuviera en otro lugar, no sería tan visitado. Y puede que sea verdad, de castillo queda poco, pero el lugar donde está no tiene parangón; hablamos nada más y nada menos que del famoso Lago Ness en las Tierras Altas de Escocia.

Hablar de los orígenes de Urquhart es hablar de tribus celtas, de cristinización, de reyes y de batallas entre clanes. 

En el siglo XVI, el castillo de Urquhart era del Clan Grant (regalo del rey por ser tan fieles a la corona), pero los tiempos tan devastadores que se vivieron en el siglo siguiente hizo que Urquhart fuera destruido y quedase como lo encontramos en la actualidad.

Nosotras te recomendamos dedicar dos días para ver el Lago Ness y llegar hasta Urquhart e Inverness. Hacerlo en un día es ir corriendo y sin disfrutar del paisaje, y el paisaje es demasiado bonito como para verlo con tanta prisa.


¡Muchas gracias por leer este artículo sobre los mejores castillos de Escocia!

Si te ha gustado, por favor, compártelo en tus redes sociales.